Cargando Blog ... Image Hosted by ImageShack.us
Image Hosted by ImageShack.us
¡Bienvenid@s a "Vesta en Salud"!

En este blog, encontraréis un lugar donde Vesta ha puesto todo su amor y sus cinco sentidos para tratar temas relacionados con: la Fibromialgia, el SFC, la Sensibilidad Química Múltiple y Enfermedades Reumáticas, entre otras patologías que repercuten directa o indirectante con vuestros padecimientos, además de inyectaros una buena dosis de Pensamientos Positivos, Afirmaciones, Autoayuda, Desarrollo Personal,...y todo aquello que se le vaya ocurriendo a nuestra cómplice, siempre en vuestro beneficio e interés.

Ahora, con vuestro permiso seguiré atento a lo que hace y escribe Vesta para no perderme nada de nada.
¡Hasta pronto, cómplices!
"Conserva siempre avivada en tu interior la llama de la esperanza".
Vesta, desde mi corazón

Ayúdanos a ayudar:

sábado, 13 de abril de 2013

Disticción del dolor físico del emocional

Por primera vez, unas IRM del cerebro detectan la 'firma' del dolor

 
Los científicos pudieron distinguir la incomodidad y el dolor físicos de los emocionales en un estudio
 
Traducido del inglés: jueves, 11 de abril, 2013
Imagen de noticias HealthDay
MIÉRCOLES, 10 de abril (HealthDay News) -- Por primera vez, los científicos afirman que han hallado evidencia de que el dolor físico podría dejar una "firma" distintiva en el cerebro que puede ser detectada mediante IRM especializadas.
 
El estudio solo observó el dolor a corto plazo en personas sanas, pero los investigadores esperan que los hallazgos conduzcan a una mejor comprensión sobre afecciones complejas como los dolores de cabeza crónicos graves y la fibromialgia.
Cuando los investigadores expusieron a voluntarios sanos a un nivel doloroso de calor, esto dejó un patrón fiable de actividad cerebral que podía verse mediante una IRM funcional (IRMf), un tipo de prueba de imagen que registra los cambios en el flujo sanguíneo del cerebro.
La llamada "firma neurológica" pudo predecir las calificaciones subjetivas del dolor de las personas con una precisión de más del 90 por ciento, y distinguió el dolor inducido por el calor de otras sensaciones, como la calidez, e incluso del dolor emocional.
Los expertos afirmaron que los hallazgos, que aparecen en la edición del 11 de abril de la revista New England Journal of Medicine, dan indicios sobre una forma de medir objetivamente el dolor de las personas. Ahora mismo, esto se hace de forma subjetiva, con frecuencia haciendo que los pacientes califiquen su dolor en una escala del 1 al 10.
Pero el punto no es atrapar a los pacientes cuando mienten, enfatizó el investigador líder, Tor Wager, profesor asociado de psicología y neurociencia de la Universidad de Colorado, en Boulder.
"No es una prueba de detector de mentira sobre el dolor, y no se debe usar así", planteó Wager. "Cuando la gente siente dolor hay que creerle".
Un experto en dolor que no participó en el estudio se mostró de acuerdo, pero dijo que las medidas objetivas del dolor podrían ser útiles para la obtención de más información. "Hay ocasiones en que un paciente no se puede comunicar sobre el dolor con efectividad, por ejemplo, tras un accidente cerebrovascular", planteó el Dr. Jing Wang, profesor asistente de anestesiología del Centro Médico Langone de la NYU, en la ciudad de Nueva York.
En otros casos, las descripciones de los pacientes sobre su dolor podrían no ser fiables del todo, por ejemplo cuando sufren de una enfermedad mental. Tanto Wang como Wager dijeron que resultaría útil tener una forma de complementar los reportes del dolor del paciente con una medida objetiva, lo que en muchos casos podría sugerir que los pacientes sienten más dolor de lo que informan, o más dolor de lo que el médico cree.
"Sabemos que, actualmente, a muchas personas no se les da suficiente tratamiento para el dolor", anotó Wager.
Pero a los científicos les falta mucho para poder utilizar IRMf para medir el dolor, según Wang, de la NYU. "Se trata de un estudio completo y meticuloso", dijo, pero añadió que también es un paso inicial.
Una gran salvedad es que los voluntarios del estudio estaban sanos y solo fueron expuestos a un tipo de dolor, un dolor de corta duración a partir de calor aplicado en la piel. Wang dijo que los investigadores deben ver si la misma "firma" cerebral aparece en personas con afecciones de dolor crónico, o con el dolor postquirúrgico, por ejemplo.
Y dado que las IRMf son costosas, anotó Wang, los estudios tendrían que mostrar que las imágenes de verdad benefician a los pacientes antes de que se pueda usar de forma rutinaria en el mundo real.
En el estudio participó un total de 114 adultos jóvenes y sanos que se involucraron en distintas fases de la investigación. Primero, el equipo de Wager halló que las IRMf podían detectar una firma fiable del dolor en el cerebro cuando se aplicaba un calor doloroso en los antebrazos de los participantes.
Entonces, los investigadores hallaron que la firma era distinta y más fuerte que la actividad cerebral que surgía en respuesta a la sensación de tibieza, o a la anticipación o recuerdo del dolor.
Wager dijo que algo más interesante es que la firma parecía ser exclusiva del dolor físico. En un grupo de experimentos, los investigadores pidieron a voluntarios con el corazón roto que habían terminado una relación recientemente que observaran la fotografía de su ex pareja. Esto desencadenó actividad en regiones del cerebro relacionadas con el dolor físico, pero la firma vinculada con el dolor inducido por el calor siguió siendo distinta.
Wager concurrió en que se necesita mucho más trabajo, y su equipo ya está observando si la firma neurológica se sostiene en otros tipos de dolor.
Wang apuntó que el dolor tiene muchas formas distintas, y que sus causas van desde la inflamación hasta el daño de los nervios. Y el dolor crónico, en particular, es muy complejo, anotó Wager, autor del estudio.
Independientemente de si la IRMf se usa alguna vez para diagnosticar el dolor o no, estudios como este podrían ayudar a los investigadores a comprender mejor la "biología del dolor", apuntó Wang. "Nuestra comprensión del dolor sigue siendo bastante rudimentaria".
Wagner planteó que una mejor comprensión del dolor llevará, con algo de suerte, a mejores formas de gestionarlo.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
 
FUENTES: Tor Wager, Ph.D., associate professor, psychology and neuroscience, University of Colorado at Boulder; Jing Wang, M.D., Ph.D., assistant professor, anesthesiology, NYU Langone Medical Center, New York City; April 11, 2013, New England Journal of Medicine
HealthDay
 
 
 
 
 
 
 
Image Hosted by ImageShack.us

sábado, 29 de diciembre de 2012

Felicitación Navideña

 
Mi querid@ cómplice:
 
 


¡Hasta pronto, cómplice!
 
 
 
Image Hosted by ImageShack.us

lunes, 26 de noviembre de 2012

Una nueva técnica corrobora la realidad de la fibromialgia

 

Una nueva técnica demuestra que el dolor de una persona con fibromialgia es real

 
La asociación AFINA pide al SNS-O que utilice la biomecánica para valorar las limitaciones
 
Jokin Espinazo, presidente del colectivo, asegura que se trata de "un soplo de esperanza para los afectados"
 
 
Domingo, 19 de Diciembre de 2010 - Actualizado a las 05:14h
 
 
El dolor diario que sufre la persona afectada de fibromialgia es real y limita su actividad. Una nueva técnica, la biomecánica clínica, puede demostrarlo y poner fin a la "incomprensión médica y social" que padecen las personas afectadas, que hasta ahora acudían a los tribunales médicos para valorar la incapacidad porque ninguna prueba utilizada por los médicos certificaba su dolor crónico y generalizado. Así lo afirma la Asociación de fibromialgia de Navarra (AFINA) que reclama al Servicio Navarro de Salud- Osasunbidea (SNS-O) que use la prueba biomecánica para valorar las afecciones crónicas caracterizadas por el dolor como es el caso de la fibromialgia.

Unas 2.900 personas sufren fibromialgia en Navarra, un trastorno crónico caracterizado por dolor y cansancio que provoca un importante sufrimiento en las personas que lo padecen. Actualmente, dice AFINA, no hay ningún tratamiento farmacológico que sirva para "detener" o "paliar" la enfermedad con lo que se necesita un tratamiento "integral" para lograr la máxima autonomía del paciente. El presidente de AFINA, Jokin Espinazo, señala que esta técnica ya está implantada en centros de la CAV a través de la experiencia de la doctora Montse Pérez, experta en Biomecánica Clínica.

La prueba usa distintos programas informáticos para examinal paciente en movimiento, detectando el do-lor y valorando sus limitaciones. A diferencia de otros diagnósticos, revela "alteraciones que no pueden ser bien evaluadas a nivel estático y es un gran avance para valorar el menoscabo funcional que provoca en una persona". A juicio de Espinazo, se trata de "un soplo de esperanza para las personas a las que se pone en entredicho su dolor y limitaciones. Ahora se pueden confirmar". Espinazo confía que esta prueba "elimine" el principal síntoma de la fibromialgia: "la incomprensión médica y social" que padecen.
 
 
 
"Confío que esta prueba elimine la incomprensión médica y social que sufren los enfermos"


jokin espinazo

Presidente de AFINA
 
 
 
 
 
 
 ¡Hasta pronto, cómplice! 
 
Image Hosted by ImageShack.us

sábado, 7 de julio de 2012

Los beneficios de la meditación

Cinco beneficios de meditar


meditarEn la última década, diversos estudios han analizado los efectos de la meditación sobre nuestro cerebro, pero también a nivel cardíaco, en el sistema inmune, a la hora de combatir el dolor e incluso contra el insomnio. Estos son algunos de los más relevantes.

1. Mejor que una siesta
Bruce O'Hara, biólogo de la Universidad de Kentucky, sometió en 2008 a una serie de voluntarios a pruebas de agilidad mental antes y después de dormir, meditar, leer y conversar. Sólo los que habían meditado mejoraron su puntuación (un 10%), mientras que los que echaron una cabezadita obtuvieron los peores resultados.

2. En la empresa
En Estados Unidos cada vez son más las empresas que ofrecen a sus empleados clases de meditación gratuitas. Aseguran que de este modo no sólo se concentran más, sino que la práctica mejora la productividad, previene el estrés y las enfermedades asociadas, y reduce el absentismo.

3. Analgésico
Meditar tiene un potente efecto analgésico, incluso para los más novatos. Según un estudio publicado el pasado noviembre en la revista Pain y financiado por la National Science Fundation estadounidense, basta practicar tres días consecutivos durante 20 minutos para notar un importante alivio de la sensación de dolor durante las 24 horas del día.

4. Contra el insomnio
Si pasa la mitad de la noche contando ovejas y se despierta más fatigado que cuando se fue a dormir, la meditación puede ayudarle. Según un estudio presentado durante la conferencia anual Sleep 2009, la calidad y cantidad de horas de sueño mejoran tras dos meses practicando meditación. Y el 75% de los pacientes pueden dejar los somníferos.

5. Corazón sano
Las personas con problemas de estrechamiento de las arterias coronarias que practican meditación reducen en un 50% la mortalidad y el riesgo de sufrir paro cardíaco o infarto cerebral, según un estudio reciente del Colegio Médico de Wisconsin (EE.UU.). Además, meditando la presión sanguínea disminuye y se previene la
hipertensión.


* Fuente: muyINTERESANTE

¡Hasta pronto, cómplice!


Image Hosted by ImageShack.us

viernes, 8 de junio de 2012

Síndrome del colon irritable


Síndrome del colon irritable: nueva perspectiva

El síndrome del intestino irritable podría tener su origen en las infecciones y el estrés, según una reciente investigación
  • Autor: Por TERESA ROMANILLOS
  • Fecha de publicación: 1 de junio de 2012
 

- Imagen: Jenna Carver -

El síndrome del intestino irritable afecta a una de cada seis personas. Es un problema común que puede pasar de ser solo una leve molestia a incidir en la calidad de vida: hay personas que son incapaces de asistir a eventos sociales o viajar siquiera cortas distancias. Aunque hay varias hipótesis, se desconoce su origen por lo que, hasta el momento, se había catalogado como un trastorno funcional. En este artículo se relatan las novedades que apunta un estudio reciente que podrían cambiar la idea que se tiene de esta dolencia gastrointestinal. Las infecciones y el estrés podrían estar detrás de esta patología.
Un estudio realizado por el Instituto de Investigación del Hospital Vall d'Hebron, en Barcelona, podría haber hallado la causa orgánica que hay detrás del colon irritable, también conocida como síndrome del intestino irritable (SII). El descubrimiento abre un nuevo enfoque a la patología, pues hasta la fecha se pensaba que su origen era, fundamentalmente, psicológico.
Para la investigación, se realizaron múltiples biopsias en pacientes afectados por SII y se pudo constatar que, en muchos casos, hay una alteración biológica de varias proteínas que participan en la permeabilidad del intestino. Esa modificación marca una predisposición a la enfermedad y señala la posibilidad de que las infecciones y el estrés favorezcan su puesta en marcha.

Colon 'hipersensibilizado'

El intestino es un gran filtro por el cual se absorbe agua y los nutrientes obtenidos a partir de la digestión. No obstante, sirve también de canal de entrada de muchos patógenos y toxinas, de modo que la permeabilidad de sus células está muy bien establecida. En los afectados por esta enfermedad esta regulación está alterada, el colon se vuelve más sensible y se inflama a menudo. En palabras de Javier Santos, director del estudio catalán, "el intestino está hipersensiblizado y reacciona de forma exagerada e inespecífica a cualquier estímulo. Esto conlleva a una secreción de agua por parte de sus células así como una contracción del músculo intestinal para expulsar aquello que considera peligroso".
Sufrir colon irritable provoca diarreas intermitentes, estreñimiento, dolor, ansiedad y, en ocasiones, depresión
El trabajo ha sido publicado en la revista "Medical Journal of Gastroenterology" y podría significar un cambio de orientación en el abordaje del trastorno. Se han empezado a estudiar nuevos métodos diagnósticos y, además, una vez se conozcan con mayor precisión las proteínas alteradas, se podrán usar como dianas terapéuticas en el diseño de fármacos específicos para la enfermedad. Hasta la fecha, las terapias se basan en el alivio de los síntomas.
Se estima que el SII afecta a un 15% de la población, sobre todo a mujeres jóvenes. Es una enfermedad recurrente, crónica y que todavía no posee un tratamiento claro. No es una patología grave, pero tiene un fuerte impacto a nivel psicológico para el paciente, pues provoca diarreas, estreñimiento, dolor, ansiedad y, en ocasiones, depresión, que agrava la experiencia para el paciente. Asimismo, el intestino irritable genera una pérdida de horas de trabajo y un gasto sanitario nada despreciable.

Colon irritable y el estigma de trastornos funcionales

El colon irritable es una dolencia que viene a engrosar el cajón de sastre de trastornos funcionales. Bajo esta etiqueta se encuentran una serie de problemas de salud en los que, hasta el momento, no se ha hallado de forma clara una lesión que los provoque. De esta manera, hasta este estudio no se habían constatado lesiones en el intestino de las personas afectadas. De hecho, su diagnóstico se define por la presencia de dolor abdominal y cambios en el hábito de defecación (diarrea y estreñimiento) que surgen sin alteraciones demostrables por ninguna de las pruebas actuales.
El que un trastorno se considere como funcional no significa que no haya o que sea en exclusiva de origen psicológico. Sí es cierto que este tipo de etiquetas a menudo tienen unas connotaciones un tanto perversas, ya que se da por sentado que el paciente es el responsable de lo que le ocurre. Ello provoca cierto rechazo por parte de la sociedad y un sentimiento de culpa en el paciente.
El apelativo "funcional" significa que no se han evidenciado lesiones. Sin embargo, no certifica que no las haya sino que, de momento, no se han descubierto. No es una novedad que en algunos trastornos clasificados como funcionales, como el colon irritable, se descubran alteraciones estructurales que antes no se habían identificado. De todas formas, tampoco no garantiza que esa sea la causa que provoca la dolencia gastrointestinal.

Intestino irritable y emociones

A pesar de que no puede afirmarse que la causa del colon irritable sea psicológica, hay evidencias científicas que demuestran la influencia de factores emocionales o del estrés en los individuos que la padecen. Está demostrado que, a través del sistema nervioso central, se puede afectar a los movimientos, la sensibilidad y la permeabilidad del tubo digestivo. De hecho, el estrés altera este último. El aparato digestivo es sensible a los estados emocionales: todo el mundo experimenta un vacío en el estómago cuando siente angustia o cierta urgencia para ir al baño cuando está nervioso.
Y es que las emociones afectan al organismo. En algunas personas esta forma de respuesta es más evidente e, incluso, puede ser la única, como una especie de mensaje que utiliza el cuerpo para manifestar una emoción. A veces, su origen puede establecerse en la infancia. En los niños, el dolor abdominal es una manifestación muy común de las preocupaciones, que podría ser reforzada, sin querer, por la atención de los progenitores o por conseguir evitar una situación de estrés, como ir a la escuela.
Por otra parte, tanto los problemas emocionales como los trastornos digestivos son muy frecuentes en la población, de forma que es fácil que coexistan en una misma persona sin que ello signifique que una sea el origen de la otra.
* Fuente: EROSKI CONSUMER


¡Hasta pronto, cómplice!

Image Hosted by ImageShack.us

Revista "La Toga": nº 172 /enero/febrero 2009

Image Hosted by ImageShack.us
"Los medios de prueba del Síndrome de Fatiga Crónica en el Derecho Español"
Autor: Juan Palma Gutiérrez

Catálogo de Prestaciones Sanitarias: Fibromialgia 2008

"Vivir con Sensibilidad Química Múltiple"

Sídrome de Fatiga Crónica

Estudios médicos realizados sobre Fibromialgia en el mundo:

Image Hosted by ImageShack.us
 
¿Subimos?
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger.